Por un fraile de la Orden de Predicadores

en filial amor y servicio de la fe profesada por Pedro, "el dulce Jesús en la Tierra"(Santa Catalina de Siena).
   

“Manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros de viva voz o por escrito.”
                                                                                                                                    2 Thes 2, 15


Bienaventurada Virgen María Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros.
Patriarca San José, padre nutricio del Verbo Encarnado, esposo de la Madre de Dios con quien eres un solo corazón y una sola alma,
fiel custodio de vírgenes y patrono de la vida interior, ruega por nosotros.
Santa María Magdalena, ruega por nosotros.
Santo Domingo, ruega por nosotros.
Santo Tomás de Aquino, ruega por nosotros.
Santa Catalina de Siena, ruega por nosotros.

Protector de la Orden de Predicadores
SU SANTIDAD EL PAPA FRANCISCO

Elegido el 13 de Marzo de 2013
Inicio de su ministerio pastoral el día 19 de marzo de 2013

V: Oremus pro Pontifice nostro Francísce.

V: Oremos por nuestro Pontífice Francisco.

R: Dominus conservet eum, et vivificet eum, et beatum faciat eum in terra, et non tradat eum in animam inimicorum eius.

R: El señor le conserve, y le de vida, y le haga bienaventurado en la tierra, y no lo entregue en manos de sus enemigos.

Oremus:

Deus, omnium fidelium Pastor et Rector, famulum tuum Francísce, quem pastorem Ecclesiae tuae praeesse voluisti, propitius respice: da ei, quaesumus, verbo et exemplo, quibus praeest, proficere: ut ad vitam, una cum grege sibi credito, perveniat sempiternam. Per Christum, Dominum nostrum. Amen.

Oremos:

Oh Dios, Pastor y Rector de todos los fieles, mira propicio a tu siervo Francisco, a quien  has querido elegir para pastor de tu Iglesia: haz, te suplicamos, que aproveche, con la palabra y el ejemplo, a aquellos a quienes preside, para que llegue, junto con la grey a él confiada, a la vida sempiterna. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amen.

  


¡Nuestra Señora del Rosario de Fátima consagramos a ti todo el pontificado del papa Francisco!
¡No apartes nunca tus ojos misericordiosos de este tu hijo amado que Santa Catalina llamó “el dulce Jesús en la tierra”!
¡Mira Señora Nuestra que Jesús vio que su fe flaquearía porque el demonio lo zarandearía como al trigo1!
¡Madre de Dios vigila para que el Vicario de Cristo, el papa Francisco, nos apaciente
con la sabiduría, claridad y firmeza del Único Pastor de nuestras almas!

«A Ti recurro, María, te ofrezco mi súplica por la dulce Esposa de Cristo y por su Vicario en la tierra,
a fin de que le sea concedida la luz para regir con discernimiento y prudencia la Santa Iglesia»2

 

1 Cf. Lc 22, 31.

2 Santa Catalina de Siena, Oración XI.

 

Traditio Spiritualis Sacri Ordinis Praedicatorum

Promocionar tu página también